Locales Escuchar artículo

PUERTO MADRYN TIENE UNO DE LOS BOLETOS DE COLECTIVOS MÁS BAJOS DE LA PROVINCIA

Lo afirmó el dirigente de UTA en Chubut con respecto a los subsidios recibidos, con significativos aportes de la municipalidad, además de Provincia.

La decisión del gobierno nacional de recortar los fondos que subsidian al transporte público implicaba un profundo  impacto en las empresas prestadoras del servicio público de pasajeros, trasladándose al boleto, casi de una manera absoluta. Sin embargo, el gobierno de Torres interpuso una presentación ante la justicia federal, y el juez Sastre dio lugar, frenando la quita de fondos en Chubut. 

“Nosotros constantemente hablamos con el sector empresario, y más ahora con lo que sucedió con el estado nacional, y en Provincia. Tenemos que reconocer y entender, puntualmente en Puerto Madryn donde estoy, que todos los municipios hacen un aporte muy grande en materia subsidiaria en el boleto, y donde la ciudad tiene una de las tarifas más bajas de Chubut, y ha sido compensada para no volcarlo al público por la gestión municipal”, manifestó el representante gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y concejal, Samuel Alarcón. 

El boleto en la ciudad del Golfo Nuevo tiene actualmente tiene  un valor de $110, con una tarifa plana, para todos las líneas de la empresa Ceferino del Sur; el mismo fue otorgado e manera automático según la fórmula polinómica establecida por ordenanza municipal y el cual se da cada tres meses. 

FUNCIONAMIENTO DE LA SUBE 

Alarcón, respecto a la implementación de la tarjeta del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), manifestó que “sirve para el que subsidio sea volcado al usuario, agiliza mucho los beneficios tanto a jubilados, a estudiantes, en materia de discapacidad, entre otros;  el tema es que cuando la incorporamos  a la Provincia sea con todas las normativas, y ampliarla de la mejor manera y los beneficios sean unificados ahí, así como el ordenamiento y el conteo”.

A su vez,  en las dificultadas de la utilización de la SUBE por parte de los vecinos de Madryn, Alarcón reconoció que “a nivel provincial había que ordenar, y están trabajando en ello, al haber un cambio de gestión quedaban cuestiones pendientes y esto generaba que el subsidio a las empresas a través de la SUBE se le atrasará cada vez más, y el impacto del ajuste sucedía lo mismo, por eso, algunas tenían la libertad de seguir con el sistema de pago propia. Una vez que se agilice todas van a poder hacer uso de la SUBE como en el resto del país”.

Fuente: www.elchubut.com.ar

Comentarios
Volver arriba